Islas Griegas, un Viaje de Ensueño

Islas Griegas: Un viaje de Ensueño

Las Islas Griegas, con sus típicas casas blancas, sus iglesias con cúpulas azules y las aguas del Mar Egeo en sus alrededores, son un paraíso lleno de historia, interesante cultura e impresionantes paisajes. ¡No te vayas sin conocer Mykonos y Santorini!

Haz clic aquí para ver en pantalla completa la Revista


Versión texto:

Islas Griegas, un Viaje de Ensueño

Por Ana Luiza Petrocchi

Toda mi vida, desde que tengo memoria, mi sueño ha sido viajar por el mundo, ser libre, vivir un poco al estilo nómada, conocer diversos lugares y nuevas culturas, tener nuevas experiencias y coleccionar recuerdos.

Dentro de este sueño estaba mi gran deseo de conocer Grecia, más específicamente las Islas Griegas, un mundo de casas blancas, iglesias con cúpulas azules y las aguas del Mar Egeo bañando el escenario perfecto.

Mi mayor dificultad era elegir qué conocer. Después de todo, Grecia tiene miles de islas, ciudades llenas de historia y muchísimas opciones culturales. Sin embargo, para una primera visita decidí que no podía dejar de lado las dos islas más famosas y conocidas: Santorini y Mykonos.

La llegada a Grecia fue por demás emocionante. Desde el avión pude ver un océano increíblemente azul y algunas islas formando un paisaje deslumbrante. ¡Era un sueño hecho realidad, finalmente!

La primera parada, en la Isla de Santorini, cubrió todas mis expectativas. Un lugar donde es posible hacer de todo un poco: conocer sus encantadoras aldeas, visitar numerosos valles vinícolas, playas de aguas cristalinas y presenciar uno de los atardeceres más hermosos que alguien pueda imaginar.

Se necesita gran disposición y piernas fuertes para recorrer las calles de Santorini, las cuales se conectan por escalones y rampas, sin embargo cada esfuerzo vale la pena. En sus estrechas calles y callejones encontrarás fascinantes casas con jardines, pintorescos restaurantes y una cálida y animada hospitalidad por parte de los habitantes.

Los famosos paisajes de Santorini se encuentran especialmente en Oía, una aldea con esas famosas iglesias de cúpulas pintadas de azul y casas blancas con terrazas llenas de flores. Todo esto construido a lo largo de un peñasco que termina prácticamente en el Mar Egeo y donde las personas se disputan el mejor lugar para contemplar la tan esperada puesta del sol.

La isla es encantadora, llena de magia y con paisajes deslumbrantes. Caminar y perderse entre las callecitas de sus pequeñas ciudades y descubrir nuevos escenarios es una delicia. Podrás ver acogedores restaurantes y diminutas tiendas de artesanías, así como subir por las laderas montando un burrito, que es uno de los emblemas de Santorini.

Al igual que Santorini, Mykonos también está formado por un conjunto de casitas blancas con ventanas azules y puertas del mismo tono, así como por calles empedradas, callejones llenos de bugambilias y vistosos molinos de viento. La isla tiene playas de gran belleza, con un océano tranquilo de aguas cristalinas que en realidad parece una piscina de agua esmeralda y verdeazulada.

Mykonos es la isla más famosa y animada de Grecia, llena de visitantes jóvenes y con numerosas opciones de vida nocturna. Quienes gustan de disfrutar la noche, encontrarán en la isla diversos bares y clubes que permanecen abiertos hasta la madrugada. Estos son comunes tanto en las playas como en el barrio Little Venice (Pequeña Venecia), uno de los lugares más visitados de la isla, con vistosas casas construidas sobre el mar.

Los pocos lugares que pude conocer sólo aumentaron mi deseo de visitar cada rincón de este país y descubrir nuevas ciudades y paisajes. Un país histórico, de espléndida belleza y abundante cultura.

Es imposible expresar con palabras toda la belleza de las Islas Griegas. ¡Cada una de las islas, cada escenario, cada atardecer y cada experiencia vivida serán únicas e inolvidables!

¿Y tú? ¿Ya conoces Grecia o tienes planes de visitar el país? ¿Cuál sería el viaje de tus sueños? ¡Hazlo realidad, reserva y viaja en busca de nuevos descubrimientos!