Tequila, la Bebida Mexicana por Excelencia

Tequila, la Bebida Mexicana por Excelencia

Conoce la bebida nacional mexicana reconocida a nivel mundial y disfruta las diferentes maneras de saborearla. El Tequila, típico del municipio del mismo nombre, en el estado de Jalisco, es una exquisitez al paladar. ¡Descubre su proceso de elaboración!


 Haz clic aquí para ver en pantalla completa


 

Tequila, la Bebida Mexicana por Excelencia

Por Verónica Santamaría

El tequila es una bebida nacional mexicana típica del municipio del mismo nombre en el estado de Jalisco, cuya historia se remonta a la época prehispánica, cuando indígenas de origen náhuatl, descubrieron que con la fermentación del jugo extraído del agave se obtenía pulque, mismo que solo podían beber los sacerdotes, gobernantes, guerreros y ancianos.

En la antigüedad, durante la época colonial, las haciendas producían el tequila para su propio consumo. Fue en 1765 que se dio el primer otorgamiento a Don José Guadalupe Cuervo para la producción, mientras que en 1873, quien principalmente  se dedicó a la exportación de este producto mexicano a Estados Unidos fue Don Cenobio Sauza.

Con el tiempo, el tequila se fue industrializando hasta llegar a comercializarse en gran escala; sin embargo, aún hay varias destilerías que preservan sus procedimientos artesanales para la producción de esta suculenta bebida.

Los principales pueblos donde se fabrica son Tequila y Amatitán, pero también hay otras localidades que lo elaboran, como Arandas, Atotonilco el Alto y Los Altos, en Jalisco.

Elaboración

La elaboración del tequila consiste en cortar las pencas del agave azul (Agave Tequilana Weber), única especie de planta certificada para su producción, hasta obtener solamente la “piña”, la cual se cocina en hornos de piedra y barro para posteriormente ser aplastada y conseguir sus mieles. Una vez extraídas, éstas se ponen a fermentar con levaduras en recipientes de acero inoxidable.

Cuando los jugos extraídos han sido fermentados, se colocan en contenedores a fuego lento para su proceso de destilación, para finalmente ser almacenados en barricas de roble o encino durante determinado tiempo, de lo que dependerá el tipo de añejamiento que se desee.

 ¿Cómo beber el tequila?

Las distintas clases de tequila son: blanco o plata, joven u oro, reposado, añejo y extra añejo, y la mejor forma de beberlo es un vaso de vidrio denominado “caballito”, tomándolo poco a poco, o de un solo sorbo, acompañado con sal y limón. También se puede degustar con una salsa ácida y dulce a la vez llamada “sangrita”.

En tu viaje a Guadalajara o Puerto Vallarta, ¡no dejes de probar esta bebida representativa de México en el mundo!